lunes, 11 de abril de 2011

¿Cómo elegir los colores de la web?

En el momento de contratar un diseño gráfico para nuestro proyecto web, acostumbramos a buscar diseñadores que dispongan de ejemplos que nos resulten atractivos, y que incluyan detalles que demuestren la calidad y dedicación con que realizan su trabajo. Y nos basamos en ello para tomar la decisión final.

Un aspecto que también hay que tener en cuenta es comprobar que los colores seleccionados para el diseño sean acordes a la temática de la web que está diseñando. Nuestro cerebro, al procesar esos colores, obtiene de ellos unas determinadas sensaciones. Si, por ejemplo, nuestro proyecto web debe transmitir confianza a los visitantes, no utilizaremos colores agresivos.

Algunas ideas sobre el uso adecuado de colores serían estas:

  • Amarillo. No suele utilizarse para toda la web. Se trata de un color muy llamativo por lo que si se utiliza es para llamar la atención del usuario sobre un área concreta.
  • Rojos y naranjas. Son colores que incitan al usuario a realizar acciones. Muy utilizado en webs relacionados con productos de compra compulsiva.
  • Azul. Es un color que transmite seguridad y confianza. Lo utilizan sitios web que quieren ganar credibilidad ante el usuario, como son las webs corporativas, especialemente sitios de entidades bancarias.
  • Verde. Se asocia principalmente a la riqueza y a la ecología. Los sitios relacionados con temas económicos y de entretenimientos lo utilizan bastante.
  • Rosa. Asociado a la femineidad y al romanticisimo, se utiliza en sitios relacionados con la estética y los productos orientados al público femenino.
  • Negro. Es el color de la elegancia. Se utiliza en sitios web que promocionan productos lujosos o exclusivos.
La idea es que el diseño de la web combine varios para hacerla más atractiva. Lo que es interesante es utilizar el color adecuado en cada caso. Por ejemplo, sería acertado que los botones de compra de la web sean de un color rojo o naranja, ya que incitan al usuario a la acción.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Sacar partido al e-mail marketing

Enviar un correo electrónico de vez en cuando (o e-mail marketing) es un arma muy buena para mantener el contacto con los usuarios de nuestra web, pero hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes para sacarle el máximo partido.


Algunas recomendaciones para que las campañas sean efectivas son las siguientes:


  • Los correos deben ir personalizados con el nombre del usuario.
  • El título del correo debe cuidarse al máximo, ya que es crucial para que el usuario decida leerlo o no.
  • Los mejores días para realizar el envío son martes, miércoles y jueves. Los lunes existe cierto mal humor por la vuelta al trabajo tras el fin de semana y el viernes es un día en el que muchos piensan en los días de descanso que llegan.
  • La hora más adecuada para el envío es después de comer. De este modo evitamos incluir nuestro correo entre los muchos que suelen acumularse a primera hora.
  • Dos horas después del envío ya podemos conocer la respuesta de un alto porcentaje de usuarios, por lo que si disponemos de las herramientas adecuadas, podemos comprobar la eficacia de nuestra campaña y corregir los errores en las futuras.
  • Es muy importante ser selectivo y enviar únicamente información que pueda interesar a nuestros destinatarios. El abuso de envío de información o promociones irrelevantes acaba generando rechazo en nuestros usuarios.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Proteger formularios con Captcha

El Captcha es el cuadro que aparece en algunos formularios en el que se muestran ciertos caracteres y dígitos de forma distorsionada, y se pide al usuario que escriba los caracteres que está leyendo. El sistema comprueba si los caracteres introducidos se corresponden con los mostrados, y en caso que sea así, se autoriza a realizar la acción solicitada (envío de un formulario, registro como usuario, etc..). A continuación mostramos un ejemplo:

Existen muchos programas diseñados para recorrer Internet en busca de webs con formularios a través de los cuales acceder al servidor de envío de correo (para enviar spam, por ejemplo) o insertar información en base de datos (para provocar descargas de software malicioso o virus). La existencia de un captcha en los formularios previene la acción de estos programas, ya que no son capaces de interpretar los caracteres que aparecen distorsionados, por lo que no consiguen utilizar estos formularios. De este modo, lo que realmente consigue captcha es diferenciar si quien está rellenando un formulario es realmente una persona o es un programa realizado para ello.

Captcha utiliza un algoritmo público para la creación de las imágenes por lo que su coste de desarrollo e implantación es muy económico.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Validación del código de la web

Tanto si desarrollamos la web nosotros mismos como si contratamos el desarrollo a una empresa informática, es muy importante comprobar que el código incluído en la página es correcto.


La validación del código nos proporciona dos ventajas principales: por un lado, nos asegura que nuestros usuarios podrán visualizar la web correctamente en cualquier navegador que utilicen y, por otro lado, nos asegura que Google podrá indexar el contenido de la web, aunque esto no implica que nuestra web vaya a aparecer en los primeros lugares de los resultados de las búsquedas.


Existen dos validaciones diferentes que es conveniente realizar sobre el código: la validación del código HTML (la estructura de la página) y la validación del código CSS (los estilos de la página). Pulsando en cada uno de los enlaces, podremos acceder al sistema de validación, que es gratuito. En ambos casos, basta con introducir la dirección de nuestra web o subir el fichero correspondiente, el sistema lo analiza y muestra un listado con los errores detectados y unas pistas para resolverlos.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El alta de nuevos usuarios

Si nuestro proyecto ofrece servicios que requieren que los usuarios se den de alta, es muy importante gestionar correctamente estas altas con un formulario sencillo y un proceso de control claro. Un usuario puede decidir no registrarse en una web que le pide introducir mucha información, por lo que perderemos a ese usuario. Tampoco nos servirá de nada si un usuario nos facilita un correo de contacto incorrecto, por lo que hay que tomar medidas para evitarlo. A continuación os ofrecemos algunos consejos a tener en cuenta en el alta de usuarios:
  • Solicitar pocos campos. Al usuario no le gusta tener que introducir datos para acceder a los servicios, por lo que tenemos que intentar minimizar el volumen de información que le vamos a pedir. Si tenemos suficiente con su correo electrónico y una contraseña no le pidamos más. Y si algunos servicios requieren más datos (un envío postal, por ejemplo), dejémosle que introduzca sus datos cuando realmente sean necesarios.
  • Validación del correo electrónico. Es conveniente enviar al usuario un correo electrónico de validación en el momento de darse de alta, y antes de permitirle acceder a nuestra área privada. De este modo, nos aseguramos de que la cuenta que nos ha proporcionado es correcta, por lo que podremos comunicarnos con él en un futuro.
  • Repetición de los campos. Aunque ello suponga pedir algún campo adicional, es conveniente solicitar al usuario que introduzca dos veces su correo electrónico y su contraseña de acceso, ya que un error en el correo electrónico hará que no reciba el correo de validación de su cuenta, y que tampoco nosotros podamos contactar con él, por lo que habremos perdido un usuario.
  • Expresiones regulares. Las expresiones regulares son pequeños trozos de código que controlan el formato de los campos. Por ejemplo, una expresión regular para el código postal nos permitiría asegurarnos de que el cliente introduce 5 caracteres, y que son numéricos. Aunque eso no implica que sean correctos. En breve dedicaremos un post a las expresiones regulares.
  • Captcha. El captcha son esas imágenes que incluyen un texto distorsionado y que suelen aparecer al final de los formularios. Su función es evitar los registros automáticos por parte de programas desarrollados con el objetivo de introducir información de forma masiva en bases de datos. Consulta cómo proteger tus formularios con Captcha

lunes, 13 de diciembre de 2010

Sistemas de referidos

La implantación de un sistema de referidos permitirá que nuestros usuarios puedan dar a conocer nuestro proyecto entre sus amigos y conocidos, o a los visitantes de su sitio web o blog, generando de este modo más tráfico hacia nuestro proyecto que en mayor o menor porcentaje se acabará convirtiendo en nuevos usuarios.

El funcionamiento habitual suele ser que el sistema asigna a cada usuario registrado un código único que le identifica y que irá incluido en el enlace que distribuirá y que apuntará hacia nuestro proyecto. Cuando un usuario nos visite a través de uno de estos enlaces, el sistema identifica el código y asociará al nuevo usuario con el propietario del código, pasando a convertirse el nuevo usuario en referido del usuario original.

Para fomentar que los usuarios registrados intenten captar nuevos usuarios, se acostumbra a ofrecer algún tipo de incentivo, ya sea algún descuento en los servicios que contrate el usuario registrado o el pago de alguna comisión proporcional al beneficio que reporten los nuevos usuarios captados por éste.

Con el objetivo de facilitar al máximo el trabajo de captación a nuestros usuarios, es conveniente ofrecerles diversos medios promocionales, como son banners de diferentes tamaños, enlaces o widgets (elementos que se pueden insertar en cualquier sitio web en los que el contenido se controla desde la web propietaria - listados de productos, formularios, etc.).


domingo, 12 de diciembre de 2010

Solicitar presupuestos para el proyecto

Si hemos decidido externalizar el desarrollo de nuestro proyecto, deberemos solicitar presupuesto a unas 3 o 4 empresas para poder comparar. Hay muchas maneras de encontrarlas, pero realizar la búsqueda a través de Internet puede ser lo más rápido y efectivo. Una vez tengamos una lista de empresas, es conveniente quedarnos únicamente con aquellas que estén cerca de nosotros, ya que aunque la mayor parte del proyecto puede gestionarse online, es conveniente mantener reuniones periódicas para comprobar su evolución.

Antes de concertar una reunión para explicar el proyecto a la empresa preseleccionada, debemos tener una idea clara y bien definida de nuestro proyecto, sin flecos ni puntos débiles. Y si lo tenemos documentado, mucho mejor. Lo contrario da imagen de poco profesional, y si la empresa que nos recibe es una empresa profesional, no nos tomará en serio.

A este tipo de reuniones iniciales asiste siempre algún responsable de proyectos. Suele ser un perfil con experiencia, por lo que es conveniente pedirle su opinión acerca de la manera en que pensamos montar el proyecto y tomar nota de sus sugerencias, ya que pueden ser de gran interés para mejorar el proyecto. Además de transmitir nuestra idea del proyecto, debemos intentar convertir la reunión en un brainstorming de ideas.

En el presupuesto que nos presente la empresa deben figurar todas las funcionalidades que necesitamos, y si no es así, pedirles que las incluyan aunque eso suponga encarecer el importe del desarrollo. Uno de los mayores errores que podemos cometer es aceptar un presupuesto en el que no se reflejan todas las funcionalidades que queremos. Si más adelante las reclamamos, la empresa se ceñirá a lo que dice el presupuesto, y probablemente acabemos teniendo que asumir un coste adicional y, lo que es peor, perjudicando nuestra relación con la empresa que nos desarrolla el proyecto.

Para tomar la decisión de cuál es el presupuesto elegido es importante que no tomemos el precio como referente principal. Los criterios que más deberíamos valorar son la profesionalidad y proactividad de la persona que vaya a responsabilizarse del proyecto y la calidad de otros trabajos anteriores que hayan realizado y que debemos solicitar que nos muestren. Debemos tener en cuenta que los proyectos evolucionan y que nuestra relación con la empresa será a largo plazo, por lo que debemos sentirnos a gusto con ella y con su trabajo.

Cuando hayamos tomado una decisión, es conveniente informar a las empresas que no hayan sido seleccionadas y agradecerles el esfuerzo realizado.

Como apunte final, el enfoque de este artículo ha sido la empresa de desarrollo. Existe otra opción muy válida que es la contratación de un freelance para el desarrollo del proyecto. Como ventaja, suele ofrecer unos precios más competitivos al carecer de costes estructurales, pero por otro lado, nos atamos a una persona que puede decidir dedicarse a otra cosa y dejarnos en la estacada. Además, su limitada flexibilidad hace que sus plazos de entrega puedan no ser competitivos.